8 ago. 2012

Aprovechar los alimentos


El Senado aprobó medidas contra el desperdicio de alimentos

Según un informa de la UE cada español tira 163 kilos de alimentos al año mientras crece la demanda de alimentos

Ahora que se prodigan noticias relacionadas con el aprovechamiento de alimentos, conviene recordar para general conocimiento y para aportar datos que propicien un conocimiento más real de tema,  que el Senado aprobó por asentimiento la propuesta presentada por UPN para que se impulsen ya actuaciones contra el desperdicio de alimentos. Esta medida viene a incidir sobre un problema en  el que un informe de la Unión Europea, señala que en España se tiran 163 kilos de comida en buen estado por habitante y año.
Esta cifra podría indicar que cada cordobés tira diariamente casi medio kilo de comida aprovechable , dato que hay que señalar coincide en el tiempo con el incremento de personas que demandan productos  de primera necesidad.
 La iniciativa presentada por el senador de UPN, Pachi Yanguas solicita al gobierno que propicie estudios para “conocer la dimensión real del problema” como las posibles fórmulas encargadas de resolverlo, así como se promuevan políticas  tendentes a  evitar este despilfarro. Igualmente solicita se cuente en la búsqueda de soluciones con entidades que tradicionalmente trabajan en este campo como ocurre con los Bancos de Alimentos.

Este desperdicio de alimentos se da, en palabras  de Pachi Yanguas  en todos los eslabones de la cadena alimentaria. “en el campo, en las industrias de transformación, en las distribuidoras y en las casas de los propios consumidores”. En concreto  y por ejemplo en los cereales se pierde en la cosecha mundial un 14 % de lo que se produce y un 15% en la distribución. Otra causa del desperdicio estriba en la exigencia legal de una determinada apariencia y calibre en frutas y hortalizas para poder ser comercializadas. Los consumidores tienen “el 42% de las responsabilidad del despilfarro, la industrial el 39%, la distribución el 5% y la restauración el 14%”

El apoyo a Bancos de Alimentos fue defendido por este senador de UPN que pidió se modifiquen las normas que regulan la apariencia que deben tener los productos frescos, de manera que los que no alcancen los parámetros establecidos en las normas, puedan entrar en otros canales de distribución como los bancos de alimentos  “y no vayan directamente a vertederos como ocurre muchas veces”
Transporte mucho más adaptado al producto, políticas más avanzada sobre envasado y forma de conservación, campañas de concienciación e información junto con una apuesta decidida para financiar a los Bancos de Alimentos fueron otras de las propuesta señalada por este senador,
Por su parte la parlamentaria socialista Elena Diego apuntó que hay que hacer algo para no dejar la solución del problema sólo en manos de voluntarios y Francisco Boya, de Entesa, defendió la defensa de la cultura contra el despilfarro desde la misma escuela. José María Cazalis del PNV y Manel Plana, de CIU pidieron por su parte actuaciones  “si no, el problema no lo vamos a solucionar, la gente va a seguir sin comer y otros vamos a seguir tirando yogures que, además, hemos comprado de ocho en ocho y no de uno en uno”.
El Banco de Alimentos Medina Azahara de Córdoba, con los fondos FEGA de la Unión Europea, los fondos FAGA procedentes de excedentes agrícolas y con las más de cien operaciones kilo desarrolladas en Córdoba y provincia, logró repartir en la anterior campaña,  tres millones quinientos noventa y cuatro mil  kilos de alimentos que a través de las más de 200 instituciones asistenciales y de beneficencia que acuden a él, atendieron  a más de 25.300 personas necesitadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario