29 ago. 2012

REPORTAJE
La solidaridad no está en crisis

El Banco de Alimentos Medina Azahara,situado en la avenida de las Lonjas, abastece de fruta y verdura a aproximadamente 90 entidades que se benefician de esta ayuda a través del programa FAGA
MARTA FERNÁNDEZ CÓRDOBA
Son ya dos años los que el Banco de Alimentos de Córdoba lleva participando en el reparto de excedentes de fruta y verdura procedentes de los fondos FAGA. Una iniciativa que cada vez está teniendo una mayor aceptación, y es que en estos tiempos de crisis, en los que todo parece agotarse, esta institución sin embargo lucha día a día por darle al que más lo necesita un poco de lo que a los demás les sobra.

Cada semana llegan camiones repletos de fruta y verdura desde empresas, entre las cuales figuran nombres como Coexphal, Natircrex o Huerta Nature, entre otras, pertenecientes a las comunidades autónomas de Cataluña, Valencia, Murcia, Extremadura y Andalucía. Según sostiene el tesorero de este Banco de Alimentos, Carlos Eslava, "en Córdoba son 90 centros los beneficiarios de esta ayuda, es decir, asistimos a unas 8.000 personas con los alimentos que repartimos". En este tipo de casos, la Junta de Andalucía es la encargada de valorar la situación de cada centro que solicita esta ayuda, y es la que decide quién podrá acceder a ella. Y es que en los tiempos que corren de crisis, programas como este son muy bien acogidos por la sociedad,  ya que los índices de pobreza son cada vez más altos, y son más las personas que carecen de algo tan básico para la supervivencia como lo es la comida. En lo que va de verano se han repartido más de 125.000 kilos cuyo detalle es el siguiente: sandía, ajos, cebollas, melocotón, paraguayos, cerezas, pepinos, nectarinas y ciruelas. De tal forma que dependiendo de los sobrantes de cada cooperativa, cada semana abundará más un tipo de fruta que otro. De este modo, según cifras ofrecidas por Eslava, el pasado martes 7 de agosto se llegaron arepartir 8.200 kilogramos de nectarinas, 1.105 kilogramos de melocotones, 7.048 de ciruelas y 23.000 de ajos. Asimismo, durante el próximo mes cargamentos de melocotones y nectarinas abastecerán a quienes más lo necesitan.

El convento de Santa Cruz es uno de los que se acogen al programa FAGA de frutas y verduras. Para esta congregación de hermanas esta ayuda les supone "un gran ahorro", según advierte sor María. "Somos nueve hermanas, nuestra fuente de ingresos es mínima y sin esta donación a veces no podríamos cubrir nuestras necesidades básicas", añade sor María. Otro de los centros beneficiarios es la residencia de la tercera edad Jesús Nazareno, situada en Villanueva del Rey, Córdoba. Juani Calvo, la secretaria de este centro, reconoce "estar muy agradecida con la labor que lleva a cabo el Banco de Alimentos, y ahora que corren tiempos de crisis aún más". Además, afirma que "todas las semanas recoge unos 350 kilos de frutas  verduras, una cantidad bastante abundante para las treinta personas que aquí asistimos".

Gran parte del buen funcionamiento de este Banco de Alimentos de Medina Azahara es debido a la labor encomiable realizada por todos los que con forman este centro. Tanto voluntarios que de forma incondicional ofrecen su ayuda sin nada a cambio, como el personal que allí trabaja intentan superarse día tras día y ofrecer lo mejor de ellos mismos para poder darle el mejor servicio a los que más lo necesitan.
En definitiva, centros como éste logran que las diferencias entre los que más tienen y los que no tienen casi nada se acorten.

Publicado en el diario CÓRDOBA, el 26 de agosto del 2012

No hay comentarios:

Publicar un comentario